jueves, 17 de junio de 2010

Reflejos


Un reflejo en mi memoria,
tu figura complaciente,
un abrazo y un fiel llanto,
una luna delincuente,
un futuro incomprensible,
un pasado arrepentido,
un presente despistado.

Un reflejo en mi memoria,
los dos cuerpos confundidos:
uno tiembla por el miedo,
otro no entiende el motivo.
Nuevamente sale el llanto
ese cuerpo entiende todo
jamas volverá a besarlo.

Un reflejo en mi memoria
humo explota sin sentido,
una sonrisa perdida,
un amor no correspondido,
un dolor acorazado
arrastrado arrepentido
destrotado derruido.

Fingido, amistad
y su distancia,
ignorar lo sucedido
aunque pase cada instante
aunque no tenga sentido.

Miedo, expresar
lo ineludible,
pretender no escuchar nada
alejarse es tan terrible.
Tan leal y comprensible.

Muerte, salvación
tan placentera,
del temor esclavizada,
el amor es la frontera,
y admitir que está cerrada.

Un reflejo en mi memoria,
solo saber que sucede,
saber que todo está oculto,
pero sentir como duele.
Otra vez dos cuerpos juntos,
pero ahí ya no está el mío,
hay solo otro cuerpo abstracto
abrigandote del frío.