miércoles, 20 de mayo de 2009

Pasatiempos

Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía

luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque era océano
la muerte solamente
una palabra

ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros

ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra.

(Mario Benedetti)

-----------------------------------------------------------

Hoy es el último día de luto del blog, no porque Benedetti no merezca más, sino porque estoy seguro de que no le gustaría que lo recordaran con nostalgia y pesimismo.

Para este último día de luto decidí exponer el poema que más me ha llenado de Benedetti, incluso me lo sé de memoria, porque creo que es una de las realidades más finas que me han mostrado. Pasatiempos es para mi una demostración de la triste lógica de la vida, que nos condena a ser insignificantes.

A partir de acá, colocaré, espero que durante por lo menos dos meses, un poema distinto de Benedetti todos los domingos, para hacerle un homenaje como se merece. A partir de mañana el blog vuelve a la normalidad, y el legado de Benedetti espero que quede permanente en la memoria de todos.

Salu2

martes, 19 de mayo de 2009

Táctica y Estrategia


Acá les dejo un fragmento de la película "El lado oscuro del corazón" -la mejor película que he visto en mi vida-, en ella aparece Mario Benedetti en repetidas ocasiones, y varios de los poemas recitados fueron escritos por el poeta uruguayo.

Este poema se llama Táctica y Estrategia, uno de los mejores poemas de Benedetti, que algún día se lo quisiera poder recitar a alguien.

lunes, 18 de mayo de 2009

Por qué cantamos

Si cada hora viene con su muerte

si el tiempo es una cueva de ladrones

los aires ya no son los buenos aires

la vida es nada más que un blanco móvil



usted preguntará por qué cantamos



si nuestros bravos quedan sin abrazo

la patria se nos muere de tristeza

y el corazón del hombre se hace añicos

antes aún que explote la vergüenza



usted preguntará por qué cantamos



si estamos lejos como un horizonte

si allá quedaron árboles y cielo

si cada noche es siempre alguna ausencia

y cada despertar un desencuentro



usted preguntará por que cantamos



cantamos por qué el río está sonando

y cuando suena el río / suena el río

cantamos porque el cruel no tiene nombre

y en cambio tiene nombre su destino



cantamos por el niño y porque todo

y porque algún futuro y porque el pueblo

cantamos porque los sobrevivientes

y nuestros muertos quieren que cantemos



cantamos porque el grito no es bastante

y no es bastante el llanto ni la bronca

cantamos porque creemos en la gente

y porque venceremos la derrota



cantamos porque el sol nos reconoce

y porque el campo huele a primavera

y porque en este tallo en aquel fruto

cada pregunta tiene su respuesta



cantamos porque llueve sobre el surco

y somos militantes de la vida

y porque no podemos ni queremos

dejar que la canción se haga ceniza.

(Mario Benedetti)


----------------------------------------------------------------------------

En estos días de homenaje, publicaré los poemas más importantes para mi, los que más me marcaron, del gran escritor uruguayo.

Pd: Para que a alguien le quede una duda de Por qué cantamos...



domingo, 17 de mayo de 2009

Murió Mario Benedetti

Hoy venía a terminar mi historia, venía con toda la disposición, venía a sacarlos de la incertidumbre que generé en el comienzo de esa historia. Pero para todo hay un tiempo, y una simple noticia me destrozó el corazón el día de hoy.

MURIÓ MARIO BENEDETTI.

Admito que alguna lagrimas se asoman a las puertas de mis ojos, algunas lagrimas quieren expresar superficialmente la nostalgia que me explotó cuando escuche la noticia.

Mario Benedetti no es simplemente un poeta, fue casi mi compañero. Recuerdo aquellas noches de nostalgia y melancolía en que solo sus poemas consolaban aquel crudo sentimiento que me nacía por dentro. Recuerdo también cuando, necesitado de esperanza, visité aquellos escritos que me envalentonaban a enfrentarme con la realidad, a soñar lo imposible. 

Y entonces recuerdo aquel día que estaba desencantado del mundo, y me encontré con "Porque cantamos", y me nació una sonrisa -muy inesperada-, y me sentí otra vez capaz de enfrentar la vida, y ya no me sentía un simple luchador, sino un posible vencedor. Y recuerdo también cuando necesitaba alguien que expresara lo que sentía por dentro, lo que sentía por ese niño que tanto quiero, y que nunca sabe -y posiblemente nunca sabrá que existo-, y me encontré con "Corazón coraza", y casi lloro de saber que se podía sentir de esa misma manera, y además de una forma ta artística.

Recuerdo cuando necesitaba un consejo para la vida, sin saber que buscaba, solo necesitaba que alguien me dijera las palabras adecuadas, y me encontré con "Pasatiempos", y sentí que me iluminaba y que por fin entendía la trágica lógica de la vida. Y también recuerdo, como no hacerlo, aquel momento en el que soñaba que estaba tratando de enamorar a alguien, que ese alguien también me deseaba, y que en el sueño podía recitarle -así de frente, tan de persona- "Táctica y Estrategia".

Benedetti no fue mi poeta, Benedetti fue mi compañero, fue mi amigo, aquel que me contó tantas intimidades como no podía esperarse, aquel que me escucho el llanto, aquel que me reforzó las esperanzas, aquel que me sacó una sonrisa. De esos amigos, los verdaderos, no se encuentran muchos en el mundo. 

Por eso, y desde el fondo de mi corazón, le deseo a mi amigo, Mario Benedetti, el mejor de los viajes, al lugar que lo esperé. Le deseo el mejor de los tiempos en el lugar que lo esperé. Y le informo, que a pesar de la ausencia de su cuerpo, su esencia YA SE INMORTALIZO, y será inmortal para siempre.

Por lo pronto, este blog se declara en tres días de duelo.


sábado, 2 de mayo de 2009

Vamos a rodear a Benedetti III

¿DE QUE SE RÍE?

(Seré curioso)

En una exacta
foto del diario
señor ministro
del imposible

vi en pleno gozo
y en plena euforia
y en plena risa
su rostro simple

seré curioso
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe

de su ventana
se ve la playa
pero se ignoran
los cantegriles

tienen sus hijos
ojos de mando
pero otros tienen
mirada triste

aquí en la calle
suceden cosas
que ni siquiera
pueden decirse

los estudiantes
y los obreros
ponen los puntos
sobre las íes

por eso digo
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe

usté conoce
mejor que nadie
la ley amarga
de estos países

ustedes duros
con nuestra gente
por qué con otros
son tan serviles

cómo traicionan
el patrimonio
mientras el gringo
nos cobra el triple

cómo traicionan
usté y los otros
los adulones
y los seniles

por eso digo
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe

aquí en la calle
sus guardias matan
y los que mueren
son gente humilde

y los que quedan
llorando de rabia
seguro piensan
en el desquite

allá en la celda
sus hombres hacen
sufrir al hombre
y eso no sirve

después de todo
usté es el palo
mayor de un barco
que se va a pique

seré curioso
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe.

(Mario Benedetti)